El Ink-jet (chorro de tinta) en la restauración

 

En esta ocasión,  contaré con una colaboración externa de auténtico lujo: Guadalupe Carramiñana, restauradora  con muchos años de experiencia en el fascinante campo de la conservación y recuperación de arte antiguo. El currículo de esta licenciada en Bellas Artes daría para un artículo completo. Cuenta en su haber con innumerables proyectos de recuperación del patrimonio cultural, tanto a nivel nacional como internacional, entre los que se podrían destacar su campañas en Yemen y el norte de Italia.   Actualmente  compatibiliza esta actividad con la docencia artística. Tuve la suerte de conocerla en mi curso de colorimetría aplicada a las artes gráficas y no dudé ni un segundo en solicitarle este texto técnico.  

Las impresiones Ink-Jet en el campo de la Conservación-Restauración de Bienes Culturales.

La conservación y restauración de bienes culturales es un campo en continua evolución. Desde el momento en que se decide intervenir en la conservación de una obra de arte se desencadena un proceso que inexorablemente implicará una alteración en la misma.

La reintegración cromática de faltantes en obras pictóricas es una de las fases más delicadas del proceso de restauración. En este proceso se intenta devolver la unidad estética de la obra que se haya visto comprometida por el efecto de los agentes externos y el paso del tiempo.  Tan importante es en una buena integración cromática como la posibilidad de discernir la diferencia entre las partes originales y las intervenidas. Existen tres exigencias básicas que deben cumplir los materiales utilizados en el proceso de reintegración: la estabilidad de los pigmentos utilizados, reversibilidad de medio utilizado para aplicar el color y la compatibilidad de los nuevos materiales con los que constituyen la obra.

unnamed
Guadalupe Carramiñana

En el Departamento de Conservación y Restauración de las Universidad Politécnica de Valencia han sido pioneros en utilizar la impresión Ink-Jet y las tintas de alta pigmentación para resolver problemas de reintegración pictórica que de otro modo hubieran sido imposible resolver. Uno de los ejemplos más llamativos es el caso de las pinturas al fresco de Antonio Palomino de la Iglesia de los Santos Juanes de Valencia (1701) las cuales fueron arrasadas por un incendio en 1936. El porcentaje de la pintura original conservada era de apenas el 30% de la obra, por lo que durante más de 70 años fue imposible intervenir sobre ella.  Por suerte se conservaba la documentación fotográfica en B/N de la obra completa antes de su destrucción.

Un grupo interdisciplinar formado por técnicos especialistas en conservación y restauración de la UPV (Universidad Politécnica de Valencia), IRP (Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio de la UPV), técnicos de HP y Arsus Paper dieron solución a la recuperación de la unidad estética de la obra limitando la interpretación y subjetividad del proceso.

Para plantear una reconstrucción cromática por transferencia de impresiones Ink-Jet, es necesaria una imagen de referencia previa al deterioro de la misma (en este caso las fotografías en B/N tomadas antes del incendio), la cual debe ser georreferenciada y desproyectada utilizando puntos de referencia sobre la bóveda. Posteriormente se realizó un barrido fotográfico georreferenciado a su vez y gracias a un software utilizado en topografía se superpusieron las imágenes de los fragmentos originales conservados. Durante la toma de las fotografías de los fragmentos conservados se tuvo en cuenta por un lado la reflectancia de los fragmentos originales y por otro se utilizó como blanco de referencia el blanco del mortero de reconstrucción. Todos los datos obtenidos fueron procesados con el software HPArtist  que generó una imagen TIFF con un perfil ICC de entrada único. Finalmente se utilizaron los colores generados por este software para colorear el resto de la imagen en B/N.

Trabajo de campo en la reintegración y acondicionamiento de faltantes en obras de arte antiguas.

El reto técnico no estaba sólo en crear una reconstrucción digital de la obra, sino en transferir solamente la tinta de impresión sobre el nuevo mortero de cal conservando la permeabilidad de este. Arsus Paper desarrolló un soporte temporal para las tintas denominado Papelgel que permite transferir únicamente la tinta sobre cualquier tipo de soporte independientemente de su textura, forma y porosidad. Este papel se imprime con tintas de alta pigmentación como pueden ser las HP UV Ink y las Vivera Ink. Estas tintas han pasado satisfactoriamente las pruebas realizadas para determinar su resistencia a la abrasión, resistencia a luz fluorescente, resistencia a la iluminación UV y su fácil reversibilidad. Las impresoras utilizadas en el estudio y posterior puesta en ejecución del proyecto fueron la HP5500 y la Z3100.

El proceso de trasferencia de las tintas con Papelgel consta de las siguientes fases:

·      Impresión de la imagen a transferir.

·      Inmersión de la lámina en agua.

·      Presentación sobre la zona a transferir.

·      Aplicación de presión.

·      Retirada del soporte temporal del papel.

Otro caso similar es el de las pinturas del techo del Teatro Leal de La Laguna. La diferencia fundamental es que en esta intervención la reconstrucción de los faltantes se realizó mediante la impresión Ink-Jet sobre un lienzo especial para reproducciones artísticas HP profesional matte canvas.  Así mismo para la gestión de la impresión fue necesario utilizar el Rip Photo Print DX 6.0 vl. Estos nos son los únicos casos en que las impresiones Ink-Jet están siendo utilizadas en la reconstrucción cromática de faltantes. Existen múltiples ejemplos de investigaciones sobre cerámica,  lienzo o papel.

Estucado con mortero de faltantes de soporte

Más recientemente, en 2014,  Francisco Blanco-Moreno Pérez concluyó su tesis “Reconstrucción de Pintura Mural mediante impresión directa con sistemas InkJet Robotizados”. Este estudio presenta un sistema por el cual se podría prescindir del Papelgel e imprimir directamente sobre el mortero de cal o yeso. Son varias problemáticas a las que este trabajo intenta dar respuesta: los diferentes resultados que se obtienen al imprimir sobre estos materiales, la posición de los cabezales a la hora de imprimir o la adaptación del propio sistema robotizado a las diferentes formas de una bóveda. Si os apasiona el tema os invito a leer la tesis completa en el enlace al final de este artículo.

En resumen, la paulatina incorporación de las impresiones Ink-Jet en diferentes soportes va a suponer un cambio en la concepción tradicional de la reintegración cromática en el campo de la restauración, no sólo para grandes proyectos y superficies sino también para obras de pequeño formato. Los nuevos conservadores-restauradores van a necesitar una formación profunda en la gestión del color y su impresión o bien tendrán que trabajar de la mano de profesionales del campo de las Artes Gráficas.

Guadart

Autora: Guadalupe Carramiñana, Licenciada en Bellas Artes, máster en Conservación por la UPV (Universidad Politécnica de Valencia), ex-directiva de la ACRE, Asociación Profesional de Conservadores-Restauradores de España y  Profesora en el departamento de Artes Gráficas de Salesianos de Pamplona.

Todas las imágenes que ilustran este artículo son propiedad de la autora del texto.

 Web Guadart

Twitter

 

Bibliografía online:

Arsus Paper

UPV, Reconstrucción de pintura mural

PDF de la UPV

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 ideas en “El Ink-jet (chorro de tinta) en la restauración

    • Iván Autor de la entradaResponder

      Gracias por comentar. Todo el mérito en el aspecto técnico es de Guadalupe. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.