Papeles «premium» para inkjet

 

Una de las últimas tendencias es la impresión mediante chorro de tinta de papeles fotográficos de altísima calidad. En algunos ámbitos, a este tipo de reproducción de tirada limitada se le denomina con la palabra francesa Glicée o en inglés  fine art. Normalmente, este tipo de sustratos están elaborados con algodón y optimizados para el inkjet.

La tecnología de chorro de tinta ha dado en los últimos años un salto cualitativo, gracias al aumento de la calidad pareja al abaratamiento de estos mismos equipos, lo que ha provocado una mayor difusión de este tipo de tecnología en ámbitos donde con anterioridad se encontraba vetado, como en estudios de arte, diseño o fotografía. Por supuesto, sigue estando limitada a tiradas bastante exiguas, porque a partir de cierto número el coste por copia se dispara y vuelve a salir rentable la impresión tradicional u offset, pero en pocas copias, nos puede aportar una gran experiencia de usuario.

Hoy en día, por algo más de 500 € podemos encontrar impresoras con seis o más colores para un uso semi-profesional y que son capaces de lograr una calidad de reproducción cromática muy alta. Si a esto le añadimos las nuevas soluciones en software como los flujos de trabajo Fiery eXpress para Proofing, con capacidad para gestionar los colores de forma profesional y que en sus versiones más básicas no son excesivamente caros, podemos llegar a la conclusión que por menos de 1200 € seremos capaces de instalar en nuestros domicilios o pequeños negocios una estación de trabajo con capacidad para imprimir pruebas de color, hard proof, con garantías profesionales. Hace años, esto se limitaba a los negocios gráficos y eso tras grandes inversiones económicas.

En esta ocasión, nuestro patrocinador del curso de Imprenta Tradicional,  Íñigo Hagemann, de Gestión de Color (DIDECAF) me ha cedido varias muestras del fabricante Somerset 100% algodón y Hahnemühle, dos fabricantes tradicionales con bastante fama en la impresión fine art, para impresión en una Canon PIXMA fotográfica de seis colores y que perfilaré en unos días con un ColorMunki Photo. Este tipo de papeles, además de estar tratados para la impresión inkjet cumplen con la exigentes normativas sobre documentos de archivo, la ISO 9706.  Podemos esperar durabilidades de la impresión superiores a los dos siglos de edad en condiciones óptimas de almacenaje, y rogar para tener tiempo de comprobarlo, añado, aunque intuyo pocas ganas nos quedarán de aplicar la garantía. Es por eso que también se les conoce como impresiones de museo o directamente calidad museo. No obstante, la combinación perfecta de este tipo de sustratos son las tintas de alta pigmentación como la Ultrachrome de Epson, HP Vivera  o la Chromalife de Canon. En cualquier caso, que todos estos equipos hayan bajado de precio no significa que adentrarse en este mundo sea barato (el precio de los consumibles es una gran barrera y un reemplazo completo de cartuchos te puede salir por 120€ en las gamas más básicas de impresora)  y debido a eso va más allá del mercado doméstico y está más enfocado a usuarios avanzados muy exigentes, semi-profesionales o pequeños estudios de fotografía.

Papel_1

Adentrarse en el fine art mediante chorro de tinta supone que deberemos conocer bien la teoría de color y tener unos conocimientos por lo menos básicos de gestión de éste con archivos ICC, porque será inevitable perfilar cada tipo de papel para que la reproducción sea lo más fidedigna posible. Para muchos usuarios, este es el inicio de proceloso camino que lleva a la fotografía perfecta, pero que supone entrar en el «lado oscuro»  de la impresión donde los esfuerzos suelen tener resultados en ocasiones baldíos. Bueno, no es tan complejo como parece, pero fácil del todo no es. Existen niveles de complejidad, claro,  y yo me referiré al escalón de entrada de la gestión de color. Aplicaremos todo esto a través de la Creative Suite, pero esto lo dejaré para otro artículo donde entraré en más detalles.

Agradecer a DIDECAF,  la cesión temporal de equipos de medición y sustratos para esta serie de artículos sobre fine art, o glicée, como mejor prefiramos denominarlo.

Colormunki Photo y parches de color
Colormunki Photo y parches de color

gestioncolor

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.