Preinforme de calidad gráfico

Debido a la gran cantidad de consultas que recibo sobre trabajos mal ejecutados, he decidido sacar un nuevo producto a través de la web. Normalmente, contactan conmigo después de que haya sucedido el problema, pero ¿y si supieras si tu trabajo va a salir mal antes de que se ejecute en máquina leyendo un simple preinforme? Sigue leyendo y te lo explico.

Voy a ser realista. La mayor parte de las consultas que recibo de personas interesadas en realizar informes gráficos o documentoscópicos no llegan a término debido al mismo coste de estos informes. Y lo voy a desarrollar para que se entienda. Cuando vienes con tu libro o con tu revista y me consultas si puedes reclamar a la imprenta por un trabajo mal ejecutado, yo suelo comentar que hay que realizar un informe pericial para justificar estos defectos. Que todo esto hay que representarlo en un escrito de forma pormenorizada, con mediciones y explicando cada paso con relación a las normativas ISO. Si fuiste previsor y solicitaste una prueba de color a la imprenta, yo debo de preguntarte si lo que quieres es una demanda judicial o un arbitraje, yo siempre recomiendo lo segundo. Y antes de todo eso, que llegues a un acuerdo privado antes de involucrar más recursos en el proceso. En ese caso intento dar una respuesta lo más útil a la persona que me consulta, aunque eso signifique que yo no haga un informe. Pero me da lo mismo. Si acepto un trabajo, siempre lo hago para ganar un proceso, no para perder el tiempo o malgastar el dinero de mi cliente en procesos inútiles.

Para realizar un estudio de color de uso judicial, hay que designar a un notario para que las muestras se escojan al azar. Si no es así, si esto se realiza por parte del cliente, el juez no valorará el informe. Si tras escoger cinco muestras realizo el estudio del color, tendré que usar espectrofotómetros con un coste bastante alto y un mínimo de cinco-seis horas de trabajo bajo luz normalizada, fotografiar con cámara réflex y carta de color y después, escribir una pericial que suele ocupar entre treinta y sesenta páginas. Depende de la complejidad del caso. Esto tiene un coste que en ocasiones es igual o superior al trabajo que has contratado. Y esto es un hecho. Pero yo no puedo comprometer treinta o cuarenta horas de mi tiempo, usar equipos calibrados que cuestan de mil a tres mil euros y pasarte una factura de cuarenta euros. No es factible.

Lo que sí puedo hacer es realizar un pre-informe de tu trabajo gráfico antes de que éste sea haya impreso. Ve a la imprenta con garantías. Si me suministras el PDF yo lo analizo con software profesional y te comento los defectos que he visto. Te aconsejo como trabajar las imágenes y que perfiles de color usar para mandar a imprenta. Si necesitas pruebas de color certificadas, yo te las hago y las llevas al sitio donde tu quieras a imprimir tu proyecto. Te asesoraré en la redacción de un contrato con la imprenta donde no dejes nada al azar, desde el papel a los plazos de entrega. Y todo esto en una hoja simple que te entregaré y con un coste contenido de solo 45 € + IVA. Y si incluyes pruebas de color en A4, 35 € más por cada hoja y 28 € a partir de la tercera y 49 € en A3, 40 € a partir de la segunda, con plena validez legal según la normativa ISO 12647-7 que es la que  determina la calidad en las  artes gráficas. A esto hay que sumar 4,95 € de gastos de envío +IVA en la Península.

Resumiendo, que por 85 € IVA ya incluido puedes tener la seguridad de que tu archivo PDF/X está perfecto para ir a imprenta y dispondrás de una prueba de color física DINA·4 de color para que nada quede al azar.

Consulta sin compromiso, pero no vayas a ciegas a la imprenta. Déjate asesorar por profesionales.

Iván.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.