Color Camera Calibrator

Dentro de los programas para gestionar el color más o menos «alternativos» a los oficiales, que suelen estar más dirigidos al producto concreto de la marca, tenía pendiente de probar CoCa. Un sugerente nombre que es el acrónimo de Color Camera Calibrator. Mi opinión no puede ser mejor. Como suele suceder, a pesar de no ser tan vistosa visualmente como las contrapartidas comerciales, es sin embargo mucho más potente a nivel interno.

Y es que este software viene avalado por pesos pesados del sector. El programa original fue creado por la National Library of Australia que supongo estaría harta de pagar software propietario. Se me olvidó comentar que CoCa es GNU, o lo que esto supone, gratuito.  La traducción viene de la mano de Hugo Rodríguez, que diseñó la carta IT8 de EGM, muy recomendable. Si te gusta la gestión de color ya habrás oído hablar de él. No obstante, lo bueno de este software es que usa un montón de cartas de color, desde las IT8 hasta la pequeña Qp Card 201, de la cual tengo una unidad que compré en gestiondecolor.es y sigo lamentando que esté descontinuada. Pero bueno, los suecos estos sacaron la 202 que tampoco es mala, pero me gustaba la otra por tema de tamaño.

 

Roughprofiler con IT8 de Monaco
Roughprofiler con IT8 de Monaco, que tiempos aquellos…

Venía de Mac Os y usaba el Rough Profiler. Me cansé de pagarle a Apple portátiles de escritorio con los componentes soldados, que es en lo que se han convertido los iMac, y regresé al PC con un Dell hipervitaminado con 32 Gb de RAM. Con Windows 10 este programa de perfilado no funciona bien, o por lo menos no he conseguido que lo haga.

Así que como tenía anotado en mi libreta buscar alternativas en software libre a las soluciones de X-Rite y dentro de mi estilo de vida, que es pasarlascanutas con estas cosas del color, pues, me he bajado el CoCa. De momento lo usaré con la Qp card 201 y la ColorChecker porque me acabo de dar cuenta de que he perdido el archivo de referencia de mi carta IT8, y vete a saber de dónde lo bajo otra vez 🙁

prueba-cartas2
Suelo escanear mi colección de billetes y los de mis clientes con la QP 201, además de fotografías antiguas.

Sobre el uso del CoCa tengo que admitir que es sencillo, tal vez porque venga entrenado del otro y en lo básico son lo mismo: Argyll. He tardado cinco minutos en cogerle el aire. Si sabes más o menos que significan las cosas, es intuitivo. La traducción al español es perfecta.

Ventana principal del CoCa, al estilo Windows Vista. No importa, lo que cuenta es lo que hay debajo del capó y eso es bueno.

Me he llevado una sorpresa porque en la misma página donde te descargas el CoCa (web) te enlazan a otra donde venden cartas IT8 compatibles con unos precios de lo más interesantes. Así que tal vez pruebe a adquirir una carta nueva, aunque intentaré buscar el archivo de referencia de mi Monaco Systems.

No quiero terminar sin anotar que este tipo de software se empezó a usar con los escáner, pero se puede perfilar perfectamente una cámara con el perfil ICC que genera el programita este. Para ello recomiendo el Capture One. De hecho, es mucho más potente que hacerlo con los tradicionales 24 o 48 parches. Si buscas fidelidad de color, este es el camino.

Si desea digitalizar documentos u obras de arte, recuerdo a los lectores que nos desplazamos a cualquier punto de España a realizar el trabajo con un equipo de dos personas y material fotográfico profesional.

Saludos.

Nota: Por fin encontré el archivo de referencia de la carta IT8 en una carpeta perdida en Dropbox, una copia de seguridad que realicé. El caso es que es que estaba en un formato no estándar MRF, que sin embargo sí funcionaba con el Roughprofiler. La solución la encontré en un foro de USA porque parece que todas las cartas Monaco System vienen con esa extensión y lo normalizado es que venga en TXT. Solución, añades la extensión .GZ al archivo de referencia (MONR2008.08.01.mrf.gz) lo descomprimes con el WINRAR o algún programa del estilo y le cambias la extensión a TXT y listo. Referencia de color válida. Esto también sirve para el software de Silverfast, que es muy común en un flujo de software profesional. Recuerdo que si cuidamos estas cartas de color con sus fundas y sin contacto con la humedad, pueden permanecer íntegras hasta 20 años gracias a las tintas pigmentadas y el sustrato con reserva alcalina.

Al final sí que las pasé un poco canutas… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.