Colorimetría

Una de las variables más importantes en el campo del diseño, la fotografía y la industria gráfica es gestionar el color y su correcta gestión en los diferentes flujos de trabajo. Hasta no hace tantos años, las soluciones de hardware y software eran más bien reducidas, pero esto poco a poco va cambiando. En nuestro curso de artes gráficas de Txokográfico donde participo como coorganizador pudimos trabajar con diferentes opciones para gestionar el color.

Tuvimos la gran suerte de contar con Josep M. Castany, de la empresa Envolgraphic (Barcelona) que tuvo la deferencia de trasladarse hasta Bizkaia y traernos la gama Techkon de control de calidad, tanto en plancha, SpectroPlate, como de color, SpectroDens y Dens, y también a Gráficas Indauchu, que nos cedió sus instalaciones y nos permitió usar la manroland 300 con equipo CIP3/4 (pre-calibración de tinteros)  y su SpectroDrive en línea.

TechKon SpectroPlate, control de calidad en plancha.
TechKon SpectroPlate, control de calidad en plancha.

De una forma bastante amena, Josep nos fue explicando durante la jornada todas las características de estos instrumentos, su capacidades y grandes posibilidades en referencia al control de calidad en los campos de la medición de color y las fases en el aspecto meramente productivo, como el control de planchas. No quiero dejar pasar la ocasión de anotar la profesionalidad de Josep y su extraordinario dominio de las ramas más teóricas de la gestión de color, porque lamentablemente, en muchas ocasiones me he encontrado con comerciales de soluciones similares ciertamente limitados en el aspecto técnico y  cuya absoluta finalidad era demostrarnos las virtudes cuasi milagrosas de sus instrumentos y realizar la venta a cualquier costa. Una costumbre, añado,  que ha deteriorado la percepción general entre los profesionales gráficos sobre el  potencial de estos equipos. No fue este el caso, ya que en esta sesión asistimos a una verdadera e instructiva demostración, muy lejos de un intento de venta y mucho más cercano a una lección magistral. Se nos antojó fácil controlar los parámetros de calidad en una impresión offset. Incluso pudimos descubrir las diferentes formas de calibración de los espectrofotómetros mediante placas cerámicas, algo que raras veces se saca a la luz.

 

Josep M. Castany, responsable de Envolgraphic, en una demostración de control de calidad junto a  Iñaki López, gerente de Gráficas Indauchu, en la imagen sujetando un pliego.

 

Posteriormente, estuvimos imprimiendo los diseños de nuestros alumnos en la máquina offset, evaluando su color y características de calidad respecto a engrosamientos de tramas, densidades, pastillas de grises y resto de elementos y también en diferente papeles premium (como el papel matter que tanto éxito ha tenido entre los alumnos y que está hecho de fécula de patata) que nuestro patrocinador Antalis nos entregó  para la ocasión a través de Ángela Montero.

 

Imprimiendo en offset
Imprimiendo en offset los diseños de nuestros alumnos. En la fotografía Guadalupe Carramiñana, doctora en Bellas Artes y restauradora internacional, con diferentes proyectos en Milán y Yemen.

 

En la misma jornada, gracias a DIDECAF y su gerente, Íñigo Hagemann,  otro de nuestros patrocinadores que nos cedió los instrumentos, enseñé a los alumnos la gama de entrada a nivel de usuario de diferentes equipos de calibración, tanto de monitores (colorímetros) como de calibración de monitores e impresoras (espectrofotómetros). Usamos el Spyder5, el X-Rite i1 Basic Pro y el X-Rite ColorMunki Photo. En este caso, usamos tanto  software propietario como libre, este último al que yo considero como el calibrador de pantallas por excelencia: el ArgyllCMS, junto con su interfaz gráfica, el DispcalGUI. En esta ocasión expliqué las diferencias entre una calibración por hardware, accediendo al LUT de la tarjeta gráfica y a otra por software, menos precisa, pero que será inevitable si no contamos con los equipos adecuados. También les orienté sobre la compra de material para trabajar con fotografía y color, donde en ocasiones no siempre lo más caro es lo mejor.

 

DisplayCAL3, de ArgyllCMS
DisplayCAL3, de ArgyllCMS en una calibración por hardware accediendo al LUT de la tarjeta gráfica

 

Desde aquí quiero reiterar el agradecimiento a Antalis por su apoyo cediéndonos la «materia prima», a Gráficas Indauchu por participar en el evento y permitirnos usar sus instalaciones, a Gestión de Color y especialmente a Ínigo Hagemann, su gerente,  por su apoyo y cesión de equipos de color y calibración y a Josep M. Castany, gerente de Envolgraphic por las molestias que se tomó ¡al hacerse 16 horas de coche en una jornada!

Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.